Conoce nuestra historia

¿Quién está detrás de Will-Kill? ¿Cómo trabajamos?

La historia de Will-Kill en cinco párrafos

Los inicios de Will Kill S.A. se remontan al año 1969. La empresa nació en Palma de Mallorca. En un entorno pequeño y familiar. Con la cercanía y la profesionalidad como señas de identidad.

Años después, en 1973, dimos el salto a la península ibérica. Ampliamos horizontes en Barcelona donde instalamos nuestra fábrica de productos biocidas para controlar las plagas. En esa época, Will Kill tenía una plantilla de seis trabajadores.

El crecimiento continuó durante los siguientes años. Con el futuro en mente elegimos el polígono de Can Valero, en Mallorca, como centro de referencia. Preparándolo y adaptándolo a las nuevas necesidades del mercado. Con una apuesta clara y decidida: el I+D. 

Hoy centramos la actividad en dos departamentos: fabricación y distribución de productos biocidas; y prestación de servicios para el control de plagas.

Seguimos creciendo. Con esa cercanía y profesionalidad de antaño siempre presente. Pero ahora con una plantilla de 60 trabajadores distribuidos en seis delegaciones: Madrid, Barcelona, Alicante, Sevilla, Menorca y Mallorca.

Will kill S.A. es una empresa familiar Española de servicios biocidas que nació en septiembre de 1969 en Palma de Mallorca. En 1973, la formaban 6 trabajadores y tenía una pequeña fábrica en Barcelona en la que comienzan a fabricar sus propios insecticidas.

Con el paso de los años, la empresa decidió invertir en I+D y gracias a estos avances, creció. En noviembre de 1982, Will Kill se instala en el polígono de Can Valero con unas instalaciones más adaptadas para su futuro crecimiento. La actividad consta de dos departamentos, la fabricación y la distribución de productos biocidas y la prestación de servicios biocidas. Actualmente, los productos se distribuyen en 12 países de la unión europea.

Actualmente, Will Kill S.A. dispone de una plantilla de 60 trabajadores y presta servicios en toda España a través de sus 5 delegaciones ubicadas en: Madrid, Alicante, Barcelona, Sevilla, Menorca y Mallorca.

Una vida empresarial enfocada en la calidad

Desde la fundación de la empresa hasta hoy mantenemos el foco en la mejora continua de los procesos y servicios. Will Kill no sería lo que es sin la apuesta decidida por la innovación y la tecnología.

La certificación ISO 9001 de Will Kill es un ejemplo de nuestro compromiso con la calidad.

Satisfacción de los clientes

Buscamos la excelencia en el servicio prestado a todos nuestros clientes, tanto los que compran los biocidas elaborados en nuestra fábrica de Barcelona como los que eligen el servicio de control de plagas.

Para ello, contamos con mecanismos para conocer el grado de satisfacción del producto adquirido o del servicio prestado. Eso nos permite ir un paso más allá en la atención al cliente.

Además, creemos firmemente en la innovación. Somos pioneros en el uso de productos libres de químicos y respetuosos con el medio ambiente.

Satisfacción de los empleados

Nuestro mayor activo son los trabajadores. En Will Kill cada trabajador cuenta. Hacen posible el desarrollo y la elaboración de los biocidas; permiten atajar las plagas de raíz en miles de hogares y empresas.

Desde la dirección de Will Kill S.A. ponemos a su disposición los medios necesarios para alcanzar los niveles de calidad más elevados.

Aseguramos su formación. Velamos por la continua mejora del servicio a través del Sistema de Gestión de Calidad.

Solicite información o llámenos al 902 210 200

Déjanos tus datos y te contactaremos lo antes posible

    Acepto la totalidad de condiciones del Aviso legal y Política de privacidad