Polillas

Polillas

Polillas

Las polillas.

Se pueden dividir en dos grandes grupos: por un lado están las polillas que afectan a los textiles, y por el otro las que afectan a los productos almacenados.
Los principales efectos dañinos de esta plaga son la destrucción de productos textiles, el mal olor que transmiten sus secreciones sedosas, y la posibilidad de contaminación que presentan sus deposiciones.
Estas plagas se alimentan de las partes más profundas de los productos textiles. Con frecuencia, su presencia solo se detecta cuando se ha producido un daño considerable.

Solución Will-Kill.

Los tratamientos para esta plaga son varios y diferentes para cada tipo de plaga y cada caso particular.
El comienzo del tratamiento es común para todos. Consiste en la colocación de trampas adhesivas de monitoreo para localizar el foco de la plaga. Esto se realizará siempre que dicho foco no sea ya conocido o de fácil localización.
Una vez localizado el foco, se procede a la eliminación física de las polillas mediante la aspiración de éstas (siempre que sea posible).
A partir de este punto se plantean otras opciones que pueden ser tanto alternativas como complementarias, entre ellas y con respecto al tratamiento de aspiración; consisten en la eliminación de la plaga mediante un tratamiento térmico (tratamiento más frecuentemente recomendado por sus buenos resultados), la eliminación de la capacidad reproductora de la plaga usando el tratamiento de Oxosec y, por último, la eliminación de las polillas usando trampas insectocutoras.

 

cookies

Log in

fb iconLog in with Facebook
create an account