Romain

Hormigas

Romain

Romain

Control de plagas en la industria sanitaria

Los centros sanitarios son objeto de rigurosas exigencias y altos estándares de higiene y limpieza, lo que obviamente incluye al sector de las plagas.
Estos altos estándares de sanidad son los que hacen que, solo una empresa con la experiencia y el personal cualificado como es Will-Kill, sea capaz de ofrecer el mejor servicio a hospitales, clínicas y farmacias, y que pueda garantizar que su centro permanezca libre de los peligros que acarrean las plagas.
Las consecuencias higiénicas y sanitarias de las plagas, normalmente ya de por si importantes, se multiplican considerablemente en el sector sanitario, debido a la especial vulnerabilidad de los pacientes que frecuentan estos centros.


En el control de plagas en la industria sanitaria, lo importante es la prevención más que el control de las plagas. Mediante un adecuado seguimiento constante llevado a cabo por nuestro personal técnico altamente especializado, se puede evitar la presencia de las plagas y eliminar el problema antes de que aparezca, minimizando los casos en los que es necesario recurrir a insecticidas y otros productos químicos.
En Will-Kill somos pioneros en España en el uso de elementos de control de plagas alternativos no químicos.

Leer más ...

Procesionaria del pino

Pueden llegar a encontrarse hasta 2000 huevos en el mismo árbol

La procesionaria.

La procesionaria es una plaga que afecta a la mayoría de especies de pinos comunes en nuestro país. En la actualidad se observa su presencia en todo el territorio nacional. Las orugas de esta plaga se alimentan de las acículas tiernas de los pinos, lo que genera una defoliación del árbol y a la larga, puede suponer un gran daño para la zona boscosa afectada.
Además esta plaga no solo presenta un peligro para los bosques de pinos, sino también para los humanos y los animales domésticos, ya que los pelos de las orugas son altamente urticantes, y pueden producir fuertes reacciones alérgicas e incluso ataques de asma. Las mascotas domésticas son especialmente vulnerables a este plaga, y puede resultar mortal si ingieren las orugas.
Para sufrir los dañinos efectos de esta plaga, no es necesario entrar en contacto directo con las orugas, ya que cada una tiene más de 1.000 pelos, pudiendo dar lugar a nubes de pelos.

Signos de la presencia de la procesionaria.

Los signos de la presencia de esta plaga varían según la época del año.
La señal más obvia de la presencia de esta plaga es la aparición de las “procesiones” de orugas. Generalmente durante la época primaveral, descienden de los pinos para enterrarse bajo tierra.
Otra señal de la presencia de la procesionaria son los nidos que aparecen en las ramas de los pinos. Estos suelen ser visibles durante el invierno.

La solución Will-Kill.

Una vez identificados los árboles afectados y la localización de los nidos, se procederá a realizar el tratamiento adecuado. Éste puede ser biológico o insecticida, dependiendo de la época del año en que se realice. En ambos casos realizaremos una pulverización aérea del producto sobre la copa de los pinos afectados, teniendo en cuenta sobretodo, la localización de los bolsones y su tratamiento.
La fecha es un elemento esencial a la hora de elegir el mejor tratamiento posible. El método biológico que afecta selectivamente a las larvas de procesionaria debe realizarse entre los meses de septiembre y diciembre, salvando las diferencias de ciclo en el tiempo debido a la climatología, tras lo cual solo podrá realizarse un tratamiento químico insecticida hasta principios de abril.
La reinfestación es un problema importante con este plaga. No todas las orugas que se entierran se transformarán en crisálidas y en mariposas ese mismo año. Algunas pueden permanecer enterradas hasta 3 años, por lo que se recomienda repetir el tratamiento con el fin de prever cualquier reaparición de la plaga.

Otro tratamiento ofrecido por Will-Kill es el llamado tratamiento de endoterapia, que consiste en la inyección del insecticida directamente dentro del pino, haciendo uso del propio sistema vascular de la planta para su distribución, asegurando que cualquier insecto no deseado que se alimente de ella se verá afectado por el producto.

Leer más ...

Picudo rojo de las palmeras

La mitad de las palmeras en propiedades particulares están afectadas.

El picudo rojo

Esta reciente e imparable plaga, originaria del sureste asiático, se ha extendido rápidamente por todo el mundo. En la actualidad está presente en toda la costa mediterránea de nuestro país.
Las principales víctimas de esta plaga son las palmeras, especialmente la palmera canaria (Phoenix canariensis) y la palmera datilera (Phoenix dactylifera). Los especímenes adultos colocan sus huevos (entre 300 y 400 por hembra) dentro del tejido blando de la corona de la palmera donde, una vez  las larvas eclosionen, empezarán a alimentarse de las fibras del interior de la palmera.
Estas larvas, que pueden alcanzar los 5cm de largo, utilizan sus potentes mandíbulas para comerse la fibra blanda de la palmera. Crean túneles a lo largo de toda la planta que la debilitan y la acaban matando y, en los casos más extremos, provocan su derrumbe.

Signos de la presencia del picudo rojo

El picudo rojo afecta al interior de las palmeras;  no es fácil detectar los síntomas de su presencia hasta que ya es demasiado tarde.
Los primeros síntomas visibles de las larvas dentro del tronco, surgen pasado el año de actividad, y suelen manifestarse como:
-Asimetría de la copa
-Debilitación del ojo de la palmera
-Presencia de los capullos donde las hembras depositan sus huevos.
Otro indicador importante de que sus palmeras pueden ser afectadas es si otras palmeras de su zona han sido ya atacadas. Esta plaga se expande con gran rapidez. Lo más probable es que, si sus vecinos ya han sufrido esta plaga, usted también la sufra sin saberlo.

La solución Will-Kill

El mejor tratamiento posible contra esta plaga es la prevención. Una vez afectada la palmera, sus síntomas no son visibles hasta que el daño esté muy extendido y su recuperación dificultosa.
El tratamiento preventivo fitosanitario se realizará periódicamente durante todo el año, y consistirá en la pulverización gruesa o a chorro, de insecticida  sobre la planta, asegurándose que el producto alcance la parte interior de la base de las hojas, especialmente en la copa.

Es posible realizar el tratamiento una vez la palmera esté afectada, siempre y cuando se identifique la plaga en sus fases iniciales. Este tratamiento no garantiza la recuperación de su palmera, y deberá realizarse conjuntamente con una poda intensa de la planta, eliminando todas las partes afectadas antes de aplicar el tratamiento fitosanitario

Otro tratamiento ofrecido por Will-Kill es el llamado tratamiento de endoterapia, que consiste en la inyección del insecticida directamente dentro de la palmera, beneficiándose del propio sistema vascular de la planta para su distribución, asegurando que cualquier insecto no deseado que se alimente de ella se verá afectado por el producto.

La plaga no tiene un ciclo de vida anual sino contínuo, que se repite cada 3-4 meses

Leer más ...
Suscribirse a este canal RSS

Log in

fb iconLog in with Facebook
create an account