Tratamientos térmicos

Tratamientos térmicos

Tratamientos térmicos

Los tratamientos térmicos eliminan las plagas al generar una temperatura en la que ésta no es capaz de sobrevivir.
Estos tratamientos se diseñaron especialmente para la eliminación de chinches, aunque son igualmente efectivas contra otras plagas, como termitas, carcoma, polillas, etc.

Tratamiento mediante frio

Este tratamiento usa CO2 (dióxido de carbono) para congelar los insectos hasta su muerte.
Se pulveriza una nube de dióxido de carbono que produce un rápido descenso de la temperatura de las superficies con las que entra en contacto, eliminando los insectos que ahí puedan existir, ya sean adultos, ninfas, larvas o huevos.
Se trata de una medida de control física 100% respetuosa con el medio ambiente, y su tecnología puede usarse en casi todas partes: industria alimentaria, hoteles, hospitales, escuelas, restaurantes y en cualquier parte en la que insectos reptantes puedan aparecer en cualquier fase de desarrollo de su ciclo de vida.
Este sistema también puede utilizarse directamente en líneas de producción alimentaria, colchones y material electrónico.
Esta tecnología no requiere plazo de seguridad ni evacuación del personal de la zona tratada. Además su aplicación es rápida y muy poco intrusiva.
Es eficaz contra todo tipo de insectos reptantes en todas las fases de su vida, con independencia de su especia.
En este video puede ver lo fácil que es aplicar este sistema de control de plagas en una oficina, sin necesidad de desmontar equipos electrónicos o despejar estantes y mesas.

 

Tratamiento mediante calor

Este sistema de control de plagas consiste en la colocación de los elementos afectados por la plaga (muebles, colchones, sabanas, etc.) dentro de una estructura cerrada, parecida a una tienda de campaña, donde una serie de bombas de calor elevaran la temperatura del interior de ésta y la mantendrán al nivel necesario durante el tiempo preciso, esto elimina los insectos en todas sus fases.
Mediante este método se garantiza la eliminación del 100% de los insectos, ya que está demostrado que éstos mueren tras estar expuestos a temperaturas de 49 grados durante más de un minuto, y este sistema genera temperaturas de más de 60 durante varias horas.
El sistema esta diseñado pensado ante todo en la seguridad, ya que no utiliza ninguna clase de producto químico, solamente el calor. Además las temperaturas que alcanza la cámara oscilan entre lo 49 y los 79 grados, lo cual mas que suficiente para eliminar todos los insectos sin dañar los objetos donde habitan.

 

cookies

Log in

fb iconLog in with Facebook
create an account